Marketing

Motivos por los que invertir en marketing de contenidos

Resulta curioso ver como miles de particulares y empresarios de todo el mundo se gastan a diario cientos de euros en lanzar su página web pagando a un diseñador web, el cual realiza el proceso de grafismo y programación de la web, pero rara vez invierten en buenos contenidos con los que los próximos visitantes se sientan atrapados al visitar su dominio.

En esto básicamente consiste el marketing de contenidos, lograr la mejor estrategia en los textos publicados en nuestra página web o tienda para que la mayor parte de personas que nos visiten, acaben comprando un bien o servicio.

El simple hecho de un diseño atractivo y el uso de diferentes colores ya es motivo de diferentes estudios que avalan que intervienen en las decisiones de compra de los consumidores, pero ese tanto por ciento de conversión se multiplica con una buena calidad de textos que aporten valor al lector y una vez informado, se sienta motivado a comprarlo.

Para que te hagas una idea de la importancia de una buena estrategia de contenidos, estos son algunos de los puntos que se estudiarían antes de publicar cualquier texto en tu página web.

Marketing de contenidos

Estudio del consumidor: toda estrategia de contenidos lleva consigo un estudio de los hábitos de consumo de las personas. Es decir, que dependiendo de la lluvia en determinadas zonas, venderemos más paraguas.

Un estudio del consumidor de cara al marketing de contenidos permite conocer a qué público nos estamos enfocando y así escribir para ellos. No es lo mismo un blog infantil donde vender chucherías que una página de juguetes para adultos, ¿lógico verdad?. Pues toda estrategia de marketing de contenidos conlleva este estudio que vendrá genial para hacerte una idea del perfil del comprador de tus productos.

Hábitos de búsqueda: conocido el tipo de perfil interesado en nuestro producto, toca la hora de saber porqué palabras busca esa información en internet.

Todo redactor de contenidos utiliza diferentes herramientas que les permiten conocer el número exacto de personas que busca cierta frase o palabra y así saber cuáles utilizar en sus textos.

Siguiendo con el mismo ejemplo de una tienda infantil, porque escribir sobre caramelos de cola si los de fresa pudieran tener mayor número de búsquedas en internet y nuestro margen de beneficio por venta en ambos es el mismo.

Optimización / Conversión: si bien conocer qué buscan y sus hábitos en internet son dos de las principales tareas antes de redactar los contenidos, una vez en ello, el redactor ha de lograr conseguir textos de alto valor que consigan convencer al cliente de que es la mejor opción del momento.

Si entendemos por conversión un mayor número de ventas con el mismo número de visitantes, deberemos analizar qué palabras y formas de dirigirnos al público están consiguiendo mejores resultados.

Eso solo se consigue con diferentes pruebas y experimentos, optimizando los contenidos en diferentes formatos y formas de expresión que una vez analizados, nos permitan dilucidar de forma clara y concisa, cuál es la mejor estrategia a llevar a cabo.

Como comprenderás, todos estos puntos no pueden llevarse a cabo por un diseñador web que bastante tiene con lograr una imagen bonita de tu negocio en internet, por lo que una buena estrategia de marketing de contenidos solo se consigue con la combinación de un experto en posicionamiento en buscadores y un redactor web.

Aunque esto pueda encarecer un poco el presupuesto que tenías destinado para tu proyecto en internet, no dudes en invertir en marketing de contenidos, una de las estrategias digitales que más alegrías está trayendo a los que antes que tu, también han tenido la necesidad de conseguir más ventas a través de la red.

Añadir comentario

Haz clic para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *