Asociación de emprendedores » El Verano y la Ley de Segunda Oportunidad
Sector trabajo y negocios

El Verano y la Ley de Segunda Oportunidad

Tras la presencia y disfrute de las vacaciones veraniegas, los Españoles en procura del merecido descanso al que se está acostumbrado por estas fechas, procuran siempre un ahorro previo para sopesar los gastos que ello les acarrea, lo que indica el incentivo a una buena administración de su situación económica particular.

Pero ante situaciones ajenas o condiciones propias, a algunos particulares no les es posible proveerse de los medios y recursos idóneos, sino que por el contrario se permiten dar respuestas a los gastos de recreación, sobre la marcha de la cotidianidad, y así pudieran estar en presencia de que para el momento en que estas se aproximan, acudan a entes, instituciones e instrumentos financieros que le permitan bajo su abrigo sufragar las vacaciones de verano.

Es tan cierto esto, que las estadísticas ante el reciente verano, indican que el 58% de los Españoles han optado por vacaciones, así mismo, estos análisis arrojan un promedio de algo más de 1.600 Euros Per Cápita, a la hora de viajar con ocasión a estos asuetos, lo que pudiera concluir que para un grupo familiar promedio de 5 miembros, la estimación de gastos asciende a la cantidad de 8.000 Euros.

¿De qué Opciones Cuenta el Particular para Disfrutar sus Vacaciones?

Ante esta interrogante, no son muchas las opciones con las que cuenta el Español que no haya fomentado un apartado económico a los fines de su disfrute, por ello recurren al llamado Dinero Plástico, y de no ser suficiente, a solicitar financiamiento y créditos para tal fin. Pero estos créditos, pueden conllevar un sobreendeudamiento para el particular, ya que estas vacaciones, duran poco y deben adicionarse a los gastos comunes de la vida diaria.

Al optarse por estos medios alternativos los particulares pudieren verse sometidos a un sobreendeudamiento, cuya única consecuencia seria la imposibilidad de cumplir con esa nueva obligación así como con todas las que ya posea, tan es así, que estudios concluyen que sin haberse honrado los compromisos crediticios de las vacaciones anteriores, existen interesados en readquirir un préstamo o financiamiento para los nuevos asuetos de verano; en los casos del dinero plástico es aún mayor este riesgo debido a que los pazos de pago pudieren llegar hasta a 36 meses de financiamiento.

Es por ello que las conclusiones estadísticas, deben ser del conocimiento de la colectividad a los fines de despertar conciencia respecto de las consecuencias de una mala administración, al adquirir deudas superiores a las que pudiere honrar dentro de los plazos convenidos, con la sola intención de disfrutar una quincena y luego vivir en agonía un centenar de días para cubrir las necesidades básicas, las deudas pre adquiridas, y las nuevas para el disfrute vacacional.

¿La Ley de Segunda Oportunidad Promueve el Sobreendeudamiento?

La Ley de Segunda Oportunidad, es promulgada con el único fin de fungir como salvavidas de una errática administración, y así brindar al particular la capacidad de reorganizar su situación económica, por ello la respuesta a esta interrogante es un “NO” rotundo, por el contrario el fin último, es garantizar a los administrados los medios y recursos necesarios para hacer resurgir su economía y forjar su patrimonio.

Es por ello que la Ley de Segunda Oportunidad establece y requiere la Buena Fe del Deudor, ya que el hecho de que este opte por un crédito para la recreación vacacional, no indica o demuestra mala fe ante sus acreedores anteriores y menos aún, ante el nuevo acreedor, ya que toda persona tiene la posibilidad de optar por un crédito para todo aquello que considere que le sea útil y pueda cubrir con sus ingresos, pero en aquellos casos en que el Deudor, a pesar de su experiencia o por una causa sobrevenida no pudiere cumplir con lo acordado, tiene la posibilidad de accionar el instrumento legal conocido como la Ley de Segunda Oportunidad.

Si necesita más información sobre la ley de segunda oportunidad pinche aquí.

Añadir comentario

Haz clic para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *