Asociación de emprendedores » El misterioso mensaje del “reto aceptado” que avanza por Facebook como un rayo
Tecnologia

El misterioso mensaje del “reto aceptado” que avanza por Facebook como un rayo

Seguro que ya te lo has encontrado: es una publicación de Facebook que tan solo cuenta con un texto “Reto aceptado” y con una fotografía en blanco y negro del usuario. Sin embargo, por mucho que intentemos buscar más información en este contenido, no aparecerá nada más.

¿De qué estamos hablando? Se trata de una cadena, de esas que circulan habitualmente por las redes sociales. Lo peor de todo es que no tiene ningún tipo de sentido, ni principio, ni causa, ni fin… simplemente se nutre del desconocimiento de los internautas que lo comparten.

La única norma que existe es que si le damos a “me gusta” en la publicación, el usuario que ha subido el “reto” escribirá que ahora nos tocará a nosotros subir una fotografía en blanco en negro. Además, en algunas variantes se puede escribir una falsa causa (cómo que se trata de una iniciativa contra el cáncer).

 

El poder de las cadenas y de los bulos en las redes sociales

 

¿Pero qué es lo que se pretende con este tipo de campañas? La red social se ha vuelto el escenario perfecto para difundir este tipo de bulos, hoax o, ¿Por qué no decirlo? También estafas y timos. Esto no es algo nuevo, antes se extendían popularmente a través de los grupos de los teléfonos móviles (de hecho, esto sigue ocurriendo), también ocurría en el MSN Messenger y, si nos movemos más atrás en el tiempo, la forma de transmisión era mediante el boca a boca.

En el mejor de los casos, con estas cadenas nada se consigue, simplemente es el resultado de una persona que se aburría y tuvo suerte creando algo que se haría popular.

Sin embargo, luego existen otras publicaciones mucho más peligrosas. Recordamos esa popular campaña que nos hace creer que regala coches, pero, para hacerlo, nos pide que compartamos el mensaje con 10 personas diferentes o no podrás optar al concurso.

En este caso, lo que estamos haciendo es aceptar que la propia empresa o usuario que está detrás pueda enviarnos SPAM. Pero no solo eso, sino que también se lo enviará a los 10 amigos “afortunados” que hemos seleccionado. Con esto se capta direcciones de e-mail, IPs, números de teléfonos y toda una serie de bases de datos que, en el mejor de los casos, se usará para poder freírnos a publicidad.

Los expertos en el ámbito de la seguridad informática apelan por el sentido común y, sobre todo, por la cautela. Las cadenas no sirven para nada y, si contribuimos a ellas, lo único que hacemos es contribuir al engaño. Poco a poco nos tenemos que ir concienciando de que probablemente estemos ayudando a una empresa a conseguir sus objetivos a costa de engañar a los usuarios.

Así que, cuando veas una de estas campañas, o bien pasa directamente de ella, o bien denúnciala para que quede eliminada cuanto antes.

Añadir comentario

Haz clic para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *