Asociación de emprendedores » Cómo hacer un modelo de Currículum Vitae con éxito
Sector trabajo y negocios

Cómo hacer un modelo de Currículum Vitae con éxito

Elaborar un buen Currículum vitae es importante para aquellas personas desempleadas en búsqueda de trabajo como para todas aquellas que, trabajando, están en búsqueda activa de una mejor oportunidad laboral, ya que  es la primera impresión que el reclutador tendrá de nosotros y la que nos abrirá o no las puertas hacia la entrevista personal, que, recordemos, es el principal objetivo del currículum.

 

El currículum vitae es nuestra carta de presentación, por lo que necesitamos que este sea la mejor versión inmejorable para llevarnos al éxito. Estudios recientes nos advierten que un reclutador tarda una media de 6 segundos en decidir si un candidato es apto o no tan solo con examinar un currículum, por lo que necesitamos que este cumpla una serie de requisitos que, a continuación, te detallamos.

 

Qué debe de incluir un modelo de Currículum Vitae

En primer lugar, el currículum vitae debe de estar adecuado al puesto al que queremos optar, ser claro y conciso en nuestra información y, lo mas importante, no debemos mentir en su redacción.

 

Qué estructura debemos seguir

  • Datos personales: En este apartado deberemos añadir nuestro nombre y apellidos, número de teléfono y email de contacto. Hay personas que añaden también su fecha de nacimiento, su estado civil y DNI, pero, bajo nuestra experiencia consideramos que estos datos, en muchos casos, cumplen el objetivo contrario del que buscamos y, al fin y al cabo, si necesitan ampliar más información, ya disponen de nuestros datos de contacto 😉

 

  • Formación académica: Aquí meteremos nuestros estudios realizados, indicando las fechas y el centro donde hemos estudiado. También, si tiene relación con el puesto al que optamos, podremos meter aquellos estudios complementarios que mejoren nuestra formación académica, tales como seminarios, cursos o títulos propios.

 

  • Experiencia profesional: Esta es, quizá, la parte más importante para un reclutador. Aquí añadiremos todos los contratos, convenios o colaboraciones realizados que tengan relación con el puesto al que queremos optar, sin olvidarnos de añadir el puesto desempeñado, las fechas en las que estuvimos trabajando y la empresa en cuestión para la que desarrollamos el puesto.

 

  • Otros datos de interés: Podemos añadir otros apartados en función de nuestros conocimientos y del puesto a optar. Una buena opción y muy valorada son los idiomas, por lo que, si los tenemos, podríamos añadir un apartado de idiomas señalando nuestro nivel y/o títulos (si los tenemos). También, si tiene relación con el puesto a optar, podemos añadir si tenemos carné de conducir y vehículo propio, si manejamos programas informáticos como el paquete office, programas de edición y diseño o programas más específicos contables o de mediciones SEO, por ejemplo. Y, por último, podríamos incluir nuestra banda salarial en la que nos movemos y nuestra disponibilidad.

 

 

La forma que podemos elegir

Aquí, como en todo, existen opiniones diversas acerca de cuál es el modelo más efectivo, aunque casi todos los expertos coincidimos en que, dependiendo del sector y del puesto al que queramos optar un formato nos irá mejor que otro y ahora os explicamos porqué.

Currículum Funcional o Creativo:

Este modelo distribuye toda la información por categorías, proporcionando una visión rápida de tu formación y experiencia, además, permite seleccionar los puntos más positivos y omitir otros, digamos, no tan buenos, como periodos de paro, los cambios constantes de empleo… Este modelo es una herramienta perfecta de marketing y suele funcionar muy bien para aquellos perfiles con alta cualificación o amplia experiencia y conocimiento del sector, así como para perfiles más creativos que quieran resaltar del resto.

Currículum Cronológico:

Es el clásico, el modelo más tradicional y con un alto índice de efectividad para todos los sectores donde nos movamos. Presenta toda la información ordenada de la más antigua a la más reciente, facilitando los datos al reclutador de manera esquemática para una posterior entrevista personal. Resalta la estabilidad y la evolución de nuestras carreras.

Currículum Cronológico Inverso:

Es, junto al creativo, mi favorito. Es menos tradicional, pero día a día, va ganando terreno. Este modelo comienza por los estudios y las experiencias más recientes y las va ordenando de la más novedosa a la más antigua. Al fin y al cabo, ¿no será más importante resaltar nuestro último puesto que empezar hablando de cómo empezamos de ayudante poniendo cafés? Al fin y al cabo es lo que de verdad les interesa a las personas que van a contratarte.

Currículum Combinado:

Quizá el más completo, ordenado por categorías y fechas.

El diseño que podemos seguir

Aquí no se trata de ser el mejor, sino también de demostrarlo en 6 segundos. Por eso, elegir un buen diseño para nuestro currículum es tan importante. El diseño tiene que ir de acorde con nuestra personalidad y con nuestra profesión, tiene que ser claro de entender, esquematizado, tiene que ser limpio y a la vez llamativo (dependiendo del sector, podremos ser más o menos extravagantes, como veremos a continuación).

Llegados a este punto, deberemos de hablar de tres tipos de CV:

  • Modelo clásico: Es el más común y, bajo mi experiencia, el más aburrido. Folio blanco, tipografía predefinida por Word y en color negro. Como veréis, la información puede ser muy buena pero no resalta nada de nada…

 

  • Modelo moderno: Este modelo añade una nota de color y estilo. No es demasiado arriesgado y resalta bastante bien sobre los aburridos y monótonos currículums blancos. Suele estar compuesto de “cajas” donde se organiza la información, dándole un aspecto más limpio y claro. Si no tenemos mucha idea de lo que estoy hablando o, si por el contrario, nos ha gustado la idea pero no sabemos cómo desarrollarla, en Modelos de Currículum podemos encontrar infinidad de plantillas de curriculum para descargar gratis y poder trabajar sobre ellas.

 

  • Modelo Creativo: Sin duda, es una delicia ver algunos currículums creativos que rompen totalmente con la norma establecida. Evidentemente, este modelo es muy arriesgado y, dependiendo del sector al que queramos optar, deberemos prestar atención a detalles diferentes. Para mi gusto, es el mejor modelo para aquellos profesionales relacionados con la comunicación, la publicidad y el diseño, ya que estos modelos se valen de las nuevas tecnologías para ser creados y para darles difusión, persiguiendo la originalidad y la innovación para diferenciarse del resto de candidatos. Aquí, podríamos encontrar video currículums, currículums animados, interactivos o, el más común, el currículum gráfico. Respecto a éste último, lo ideal es diseñarlo en Photoshop o Indesing, pero, si no somos muy duchos en diseño gráfico, en Graphic River podemos encontrar plantillas premium entre los 2 y los 8€ (si el puesto de trabajo lo merece, no es mala inversión 🙂 )

 

5 Consejos o Tips para mejorar nuestro Curriculum Vitae

 

  1. Utiliza una buena FOTO:

Utiliza una imagen de calidad, donde se te vea bien la cara en la que hayas utilizado una buena iluminación. Debemos evitar a toda costa elegir la típica foto que pondríamos en nuestro perfil de Facebook sacando morritos delante del espejo del baño. Así, siempre será preferible una imagen de primer plano que una de cuerpo entero y, por supuesto, jamás (sí, sí, he dicho jamás de los jamases) utilizaremos un recorte de una foto en la que salgamos de fiesta con los colegas. La imagen tiene que transmitir seriedad y profesionalidad, no lo olvides porque esto puede hacer que descarte tu CV en el primer vistazo sin leer tu experiencia y formación.

 

  1. Página Web, redes sociales, blogs o portfolio online:

Es una nueva tendencia que facilita mucho a los reclutadores el poder ampliar información a través de internet si les facilitamos un enlace directo a nuestra web, blog o redes sociales profesionales. Si eres fotógrafo o diseñador, un enlace a nuestro portfolio nos ayudará a mostrar nuestro trabajo. Así como si somos profesionales de la comunicación, nos vendrá muy bien para poder mostrar nuestro trabajo. También es muy importante actualizar contenidos en nuestras redes sociales como LinkedIn para crear nuestra marca personal o personal branding, como ya os hemos comentado en este post. 

 

  1. Brevedad y concisión:

Para hacer de nuestro CV algo atractivo y fácil de leer, deberemos utilizar un lenguaje sencillo, breve y conciso. Deberemos evitar incluir parrafadas y sustituirlas por información esquemática fácil de asimilar en esos 6 segundo que, de media, el reclutador dedicará a nuestro CV.

 

  1. Extensión adecuada:

Ésta, quizá, sea la parte más difícil para muchos trabajadores con una amplia formación o trayectoria laboral ya que deberemos sintetizar toda nuestra información en un solo folio. Lo ideal es que nuestro currículum ocupe una sola cara, ya que, en tan sólo 6 segundos, es difícil que de tiempo a leer más de un folio. Además de que puede resultar aburrido de leer. Debemos recordar que, para un mismo puesto de trabajo, se pueden llegar a presentar cientos de currículums y el nuestro ha de resaltar y ha de ser perfectamente ‘escaneable visualmente' en tan sólo 6 segundos.

 

  1. Un Currículum diferente para cada oferta laboral:

Aunque parezca algo obvio, muchas veces nos olvidamos de que no es el mismo perfil el que se busca para ser camarero, que para ser contable o para trabajar de diseñador. Cada sector tiene un determinado perfil concreto y es algo que tendremos que tener en cuenta si queremos optar a varios puestos poco relacionados entre sí. Por ejemplo, si tenemos experiencia de camareros y a la vez tenemos experiencia como diseñadores gráficos y queremos aplicar para ambas ramas laborales, deberemos elaborar dos currículums totalmente diferentes. El primero, añadiendo la formación y la experiencia relacionada con la hostelería y, el segundo, deberemos centrarnos en nuestro perfil de diseñador, tanto en el contenido como en la forma.

 

 

Evidentemente, no podemos asegurar que, siguiendo todas estas pautas vayáis a conseguir el trabajo soñado (ojalá y sí pudiéramos…), pero sí podemos garantizaros que, cumpliendo estas pautas, conseguiremos tener la mejor versión de nuestro currículum, ayudándonos a conseguir llegar a la tan ansiada entrevista personal con el reclutador. A partir de ahí, lo más difícil estará superado 😉

Añadir comentario

Haz clic para escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *